Feria Arte Oviedo 2013

Si en algo parecían empeñados ayer los marchantes y los artistas congregados en la plaza de Trascorrales, en la inauguración de la tercera edición de Feria Arte, la feria de arte contemporáneo de Oviedo, es en que la gente “pierda el miedo a entrar en una galería”. Nada hay que temer de los catorce galeristas que participan en esta convocatoria y que hasta el domingo acercan sus obras -pintura, escultura, grabados y fotos- al público menos familiarizado con los círculos artísticos. “Una feria no es el sitio ideal para ver arte”, admite Ricardo Mojardín, con obra en la plaza, “pero es como llevarlo a casa del ciudadano”.

Feria Arte ofrece la oportunidad de adquirir arte a buenos precios. Por cien euros es posible hacerse con grabados o fotografías de series limitadas. También es una buena disculpa para que los jóvenes artistas asturianos que andan por el mundo regresen. Alba Escayo es uno de ellos. Tiene 32 años y reside desde hace unos años en Belgrado. “Fuera, si tienes talento se te abren las puertas, aquí hay mucha rivalidad”, comenta ante los seis cuadros con su firma que expone la galería “Octógono” de Avilés. En sus óleos ha dibujado gaviotas y los perfiles de la ciudad donde vive.

Más de cien artistas están representados en este evento, en el que el espacio y el montaje corre a cargo del Ayuntamiento de Oviedo. El resto queda en manos de los galeristas. Una de las exigencias para la selección de las galerías participantes es que hayan organizado al menos seis exposiciones durante el último año. El concejal de Cultura, Jorge Martínez Vallina, se acercó ayer hasta Trascorrales a media tarde, poco después de la apertura, se detuvo con varios galeristas y comentó que el ambiente era inmejorable. La representación municipal se completó a última hora, con la visita del alcalde Agustín Iglesias Caunedo, recién llegado de Bruselas.

Galeristas como Arancha Osoro reconocen que la crisis económica está haciendo mella en el sector. “El año pasado fue tremendamente malo pero este año parece que voy viendo la luz”, afirma. Entre las obras que pone a la venta en Feria Arte está la polémica fotografía que José Ferrero tomó para el cartel de la Noche Blanca ovetense. Nuria Fernández, de “Espacio Líquido”, de Gijón, considera que “hay que estar en Oviedo” y Dulce Pérez, de Alfara, afirma que ella es “optimista” y agradece la oportunidad que Feria Arte le ofrece de mostrar las obras de sus artistas a personas de la calle, sin un interés profesional en el arte. Agustín García Benito está presente en Feria Arte a través de Alfara, con una serie de piezas que ha ido perfeccionando a lo largo de los años, dedicadas a la naturaleza, la vida y la historia del arte, y que ahora se decide a ofrecer al público.

Fuera, si tienes talento se te abren las puertas, aquí hay mucha rivalidad