“Blue thunder” de Faustino Ruiz de la Peña

Del 16 de Noviembre al 16 de Diciembre

“Blue Thunder”

Faustino ruíz de la Peña (Oviedo, 1969)

 

Faustino Ruíz de la Peña (Oviedo, 1969) se licenció en Bellas Artes en la Universidad de Salamanca, en el año 92, pero su decisión por labrarse un futuro laboral en el ámbito educativo dilató un sentimiento inevitable, su necesidad creativa. Especializado en pintura, sus años de aprendizaje estuvieron marcados por la motivación de los resultados y posibilidades que le ofrecían las distintas técnicas impartidas. Durante todo este tiempo sus prioridades plásticas transitaron en un terreno experimental donde el dibujo siempre estuvo presente. Consecuente con su realidad, Faustino prorrogó sus exigencias artísticas y, finalmente expuso su primera individual en 1999.

En este período, influenciado por la pintura de Twombly, el artista continuó los estudios de la materia en una práctica dominada por geometrías y abstracciones de marcados fondos neutros y expresivos trazos. Poco a poco, personajes solitarios empezaron a emerger, en un clara declaración del gusto por la anatomía, representados con sinuosas posturas y pronunciados escorzos. Estos años permitieron que el artista se embarrara en un juego entre dibujo y materia donde la figuración se impuso por su propio peso. La obtención de varios premios regionales, dio el impulso necesario para que el artista evidenciara una identidad plástica incuestionable. Sus obras contienen una memoria que él mismo transforma haciendo propio todo aquello que ve y que vive. Una pintura fotográfica que capta momentos, detalles e instantes que se congelan y permanecen inertes en una realidad que continúa el espectador. En el tanteo del proceso, la narrativa trasciende de lo visible a lo oculto en forma de paisajes desiertos o nevados, casas deshabitadas y criaturas que se abren paso en las instantáneas. Escenas estáticas, atmósferas contenidas y gamas cromáticas, de tonos oscuros, son trabajadas con repetidas veladuras y manchas que borra y vuelve a colocar. Su atracción por la lejanía lo separa consciente de los contornos opacos, los detalles de escenas y los contrastes de luces y sombras. Faustino Ruíz de la Peña crea mundos que franquean del tenebrismo del barroco español al cine de suspense americano.

Para “Blue Thunder” el artista presenta sus ya característicos paisajes dominados por cielos abiertos y plomizos, espacios melancólicos y casas inquietantes donde los animales entran y salen de los encuadres a su antojo. A pesar de la quietud, hay un movimiento turbador que acompaña una especie de susurro emitido por la propia naturaleza de los alrededores. Las secuencias, envolventes, conviven cargadas de un realismo influenciado por las pinturas sugestivas de Borremans y por el lenguaje innovador de Wells. En la pieza “Gang”, nos introduce en el cuadro a través del gran uso de la profundidad de campo donde logra atraparnos en cada plano y nos hace partícipes de lo que pueda ocurrir. Sin embargo, en su regocijo por la perfección técnica, en esta ocasión sus protagonistas salen del cuadro y se dejan llevar en la evolución evidente de una pintura que sigue su curso. Perros que vagan sobre fondos indefinidos y fluidos y caballos que evocan el retrato ecuestre en la exaltación de la propia pintura y el color. Una vez más, se revela su fascinación por la morfología en composiciones elegantes y ambientes sosegados. Pinceladas abigarradas y prietas, que destacan un exquisito refinamiento de las texturas, se confrontan con la sustancia más pura de la experimentación plástica.

 

 

 

 

                                                                                                María Martínez Vallina