“Entre Mundos” Paco Aguilar

Del 9 de Marzo al 9 de Abril

Artista y maestro grabador, Paco Aguilar (Málaga, 1959)
es uno de los máximos representantes de la obra gráfica contemporánea en España. Artista f
undador de la Feria Estampa, su labor de difusión ha sido crucial para el conocimiento y valoración de esta práctica tanto fuera como dentro de la península. Formado en la Escuela de Artes y Oficios de Málaga, su aprendizaje prosiguió en el Taller fundado por su maestro José Faria, Gravura, el cual continúa, a día de hoy, bajo la dirección del que fuera su aprendiz, Paco Aguilar. Aunque inseparables, es importante diferenciar las múltiples vertientes en las que se desarrolla, creador, grabador y docente, todas ellas imprescindibles y necesarias para él y el mundo de la estampación.
Su peculiar discurso, la originalidad de sus piezas y el dominio de la técnica, han llevado al artista a exponer en países como Marruecos, Dinamarca, Taiwan, Argentina o Bruselas entre otros. Reivindica la pintura, la escultura y la colaboración con otras prácticas artísticas. Así, ha diseñado la escenografía de la ópera Bastian y Bastiana de Mozart, para la compañía del Teatro del Gato de Málaga y ha fusionado sus ilustraciones con las palabras del malagueño Manuel Altoaguirre para el Poema del Agua.
Desde el inicio la obra de Paco ha seguido una evolución que ha logrado un perfecto equilibrio entre la técnica y el motivo representado. Barniz blando, manera negra y buril sobre bases de aguafuerte, aguatinta y puntaseca vehicularon un mundo de sombras y sueños que se inclinaron hacia lo surreal y el entorno artístico malagueño del momento. Todo ello motivado por un afán de
experimentación, en una evidente búsqueda de lo matérico, donde los resultados aterciopelados y las calidades táctiles fueron los principales protagonistas. Poco a poco, el dominio técnico alcanzado dejó emerger una despreocupación formal que se tradujo en una mayor libertad poética. Aquí, la destreza y el método se posicionaron a favor de nuevas figuras, extrañas arquitecturas y escenarios surrealistas ocupados por seres inteligentes capaces de realizar las estructuras que habitan sus propios mundos.
Personajes que viajan y migran Entre Mundos reales o imaginarios, cartografías
desconocidas, naturalezas fantásticas, desplazamientos en el espacio y en el tiempo de la superficie de unas estampas que se prolongan más allá de los márgenes. Los intérpretes traspasan los límites del
papel y llenan nuevos espacios, los de la sala expositiva, a través de objetos tridimensionales
moldeados con papel maché, alambres y bronces patinados.

María Martínez Vallina